Nuestra filosofía


ChesireA lo largo de nuestra experiencia vital y profesional, los integrantes de la iniciativa “Sácate el carné de padre” nos hemos encontrado con diversos tipos de formación orientadas a los padres, y hemos participado en muchas de ellas. Las escuelas de padres o talleres en los que hemos tomado parte, por ejemplo, enseñan cosas prácticas con un contenido estándar que pueden resultar bastante útiles. Pero vamos a ceder un momento la palabra a Alicia, la del país de las Maravillas:

Alicia: Solo quiero saber qué camino debo tomar.
Gato: Pues depende a dónde quieras ir tú.
Alicia: Eso no importa.
Gato: ¡Pues entonces no importa el camino que escojas!

Al igual que el gato de Chesire, nosotros pensamos que, si no está claro el camino o la dirección que se quiere tomar, de poco sirve que se enseñe la mejor manera de caminar o que se propongan las zapatillas idóneas para hacer una marcha. Todo eso sirve, sin duda, pero pierde sentido si no hay una buena orientación, ya que la práctica sin dirección no lleva a ningún lado. Teniendo en cuenta esta laguna en la formación tradicional, hemos pensado que ya es hora de rellenarla. “Sácate el carné de padre” quiere ser un espacio abierto en el que se puede hablar, debatir y compartir ciertos puntos de vista, asunciones, valores y temas que normalmente no salen a la luz, porque muchas veces nosotros mismos no los hemos puesto en palabras.

No se trata aquí de que demos respuestas definitivas a estas cuestiones, porque nos las hay: cada uno tiene sus valores y su visión de lo que es educar. Lo que sí buscamos es explorar las bases de estos valores, facilitar la reflexión sobre ellos y, una vez estemos seguros, aprender cómo llevarlos a realización. Es decir, aquí sí, ya dar herramientas y conocimiento sobre la crianza y el proceso de maduración del niño y la relación madre/padre-hijo, para sacarle todo el jugo a esta experiencia única y poder disfrutarla (y hacer que la disfruten) con las menores preocupaciones posibles.

Creemos que la comodidad y la confianza son importantes para sentirse libres a la hora de compartir experiencias y debatir, por lo que limitamos la asistencia a nuestras sesiones a un máximo de 10 padres (es decir, 5 parejas). En efecto, aunque nuestra experiencia nos dice que las madres participan en mucho mayor número que los padres en este tipo de experiencias, buscamos que seáis los dos los que compartáis esto, porque sacar adelante a un hijo es, evidentemente, cosa de los dos (aunque los padres y madres solteros también seréis bienvenidos!).

Deseamos que podáis encontrar aquí un espacio en el que sentiros como en casa y poder hablar (y aprender!) sobre cosas que normalmente se quedan implícitas. ¡Os esperamos!